¿Ganar a quién?

junio 17, 2010

No debemos olvidar cómo éramos, qué somos y quién queremos llegar a ser.

Constantemente oímos que “lo importante no es jugar, sino participar”. Verdadera y falsa… esta frase es tan genérica que muchas veces nos deja como estábamos. Es falsa en el sentido de que no basta con estar allí, ‘participando’.  Es verdadera en el sentido de ‘participar activamente’, con deportividad.

Y deportividad no es sinónimo de ganar.

Deportividad es esforzarse frente al adversario. Es abandonar la comodidad y luchar. Es superación. Tratar de superarse primero a sí mismo y después al adversario.

El adversario juega un papel muy importante en el deporte. Ya sea ‘peor’ o ‘mejor’ que nosotros, siempre nos marca una pauta (con sus errores  o sus aciertos) de aquello que debemos evitar y de lo que queremos emular, actuando como retrato de nuestros defectos o virtudes. Porque no nos reconocemos mirándonos en un espejo, sino alzando la mirada hacia los demás. Sólo fijándonos en ellos sabremos dónde estamos y a qué altura o a qué distancia de donde queremos estar. Lee el resto de esta entrada »