El artista.

La montaña

Lejos de mí esa visión del artista aclamado, vitoreado y aplaudido. Lejos el triunfador, el mejor valorado y el primero en las listas.

El arte ha estado, está y estará siempre en manos de privilegiados que nacieron para él y han vivido y morirán por él. Hablo de cuatro visionarios que sufrirán lo insufrible. Gente fuera de nuestro alcance, de la que no alcanzaremos a ver más que la punta del iceberg. Nacen con un estigma y mueren esclavizados por él.

Esta gente son una raza aparte con una autoestima inicial por debajo de lo normal pero que se tornará en un orgullo capaz de vencer la incomprensión y el mayor de los desprecios. No es casualidad que la mayoría de aquellos en los que yo creo hayan tenido una primera etapa caracterizada por el autocomplejo y una final llena de orgullo y vanagloria, de carácter agrio o simplemente fuerte o recio. Son gente que busca la comunicación a toda costa, pero se enfrenta a un problema: que ellos ven lo que nadie verá, oyen lo que nadie oirá y sienten lo que nadie sentirá. Cuando se dan cuenta de ello buscan mil y una maneras de transmitir sus sensaciones tornándose la mayoría polifacéticos. Mueren en su afán por transmitir aquello que nunca nadie alcanzará a percibir como ellos lo perciben. Pero esa doble faceta (autocomplejo y orgullo) no quita la humildad del artista, que se sabe poseedor de algo que le ha venido dado sin mérito propio: sus olas le llegan de mares lejanos.

El poeta, el músico, el pintor, escuchan una voz que les llega desde la otra ladera de la montaña y nos la transmiten por medio de la poesía, la música, la pintura. El artista nos manifiesta una cultura (su cultura: esa voz que él oye y nosotros no) a través del arte. El artista es tal porque oye esa voz, el arte es arte, porque nos deja oír un leve murmullo del artista.

Que quede claro: ¡¡¡nunca!!!, nunca veremos ni lo que ve el artista ni como lo ve el artista; veremos las sombras del arte, los susurros de un viento sólo visible a los ojos de aquél. Eso es el arte: el balbuceo del artista.

No es un explorador enviado por nosotros a continentes desconocidos para que nos traiga sus frutos dorados. Es ante todo el mensajero que nos es enviado. No son conquistadores aguerridos sino cumplidores fieles (Olegario González de C., Cuatro poetas desde la otra ladera). No crean, son creados. “Yo no compongo, soy compuesto”, afirmaba G. Mahler. “Los críticos me han supervalorado. Soy sólo una poetisa, o mejor, los poemas ocurren en mí; son ellos los que se componen en mí”. (Else Lasker-Schüler). Haciendo eco a Fray Luis de León, escribe Machado:

“Tal vez la mano en sueños / del sembrador de estrellas /hizo sonar la música olvidada /como una nota de la lira inmensa… /y la ola humilde a nuestros labios vino /de unas pocas palabras verdaderas”.

El artista carece de motivaciones económicas (ver comentario en Mangas Verdes).

El artista se debe a la disciplina, pues sólo con ella se abren sus vías de comunicación (ver comentario en esDiferente.eu – artistas en internet).

Aquello de “Mamá, quiero ser artista”… me queda lejos. El artista nace, no se hace. Eso sí, va creciendo, se va manifestando, va encontrando en el arte nuevas y mejores vías de comunicación. Pero no es una elección; es una esclavitud.

Quiero aportar una última visión del artista, que evidentemente viene dada por mi cultura enraizada en lo bíblico. El artista no es el mayor entre nosotros; fue escogido siempre el más humilde, el más pequeño a nuestros ojos. Quien morará allí arriba, en la cima de la colina, no es el más fuerte ni el más sabio, será siempre el más insignificante de todos; él será quien abrirá nuestros ojos a la luz de los misterios de la otra ladera. Misterioso como misteriosas son las verdades de las que él es portador.

Una respuesta a El artista.

  1. naunet dice:

    Estimado Manolo, Tus letras son contundentes, fuertes; como el roble ante el tronado de verdad. No me dejas camino al discurso, me he quedado muda sintiendo tu fuerza. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: